Conoce el seudónimo que adoptó el dramaturgo Gabriel Téllez

Banplus- Gabriel Téllez

Dos vertientes claramente delimitadas formaron parte de la vida del dramaturgo español. Una, la del hombre perteneciente a la iglesia “admirado por su comportamiento intachable”; y otra, la del escritor, que alcanzó notable éxito en todos los géneros que cultivó.

Esta cita corresponde a Gabriel Téllez, el cuarto personaje descrito por Jon Aizpúru en Seudónimos de la Historia, la publicación que Banplus lanzó debido al interés de su presidente Diego Ricol de hacerle un reconocimiento a los personajes de la historia que han dejado huella.

Téllez nació en Madrid en 1591. Según reseñó Aizpúru, vivió una intensa vida religiosa, la cual combinó con su pasión por el teatro. sin embargo, esto no fue bien visto por las autoridades eclesiásticas, pues en varias ocasiones fue sancionado por supuestas transgresiones a la moral.

Una de ellas pudo haber sido motivada,  posiblemente, por El burlador de Sevilla y convidado de piedra,  su obra más  emblemática en la que hace referencia al Don Juan, el hombre libertino que ha sido fuente de inspiración de otros autores en todo el mundo.

El origen de su seudónimo

Tirzo Molina fue el seudónimo que el reconocido escritor español adoptó para sí. No obstante,  Jon Aizpúru señala que el origen de éste no ha sido determinado con precisión, por lo que, hasta ahora, sólo existen conjeturas. “Se supone que tiene que ver con su condición de hijo no reconocido de un alto personaje de la nobleza y con ciertos problemas con la iglesia debido a los temas que abordaba”.

Artículos Relacionados